Tecnología moderna

Nuestra clínica está equipada para atender las necesidades de las mascotas con la tecnología más moderna y actual:

RADIOLOGÍA DIGITAL

Las radiografías digitales permiten cambiar el contraste y el brillo de la imagen radiológica, ampliarla tanto como haga falta, modificarla, tomar medidas de los diferentes órganos o de los huesos, del corazón, incluso podemos ver cómo quedará un hueso roto después de ponerle una placa y tornillos. Esto nos posibilita hacer mejores diagnósticos, más rápidos y poder dar tratamientos idóneos para cada situación. Nos es muy útil sobre todo para tratamiento y reparación de fracturas.


LABORATORIO COMPLETO

En nuestro laboratorio podemos realizar desde un simple recuento de glóbulos rojos hasta analíticas de hígado, riñones, coagulación de la sangre, tests para detectar leishmaniasis o parvovirosis, y una gran cantidad de pruebas que hacen que en pocos momentos podamos tener un diagnóstico del problema de la mascota y darle el tratamiento más adecuado para que se ponga bien lo antes posible.


ECOGRAFÍA

Mediante nuestro servicio de ecografía, podemos diagnosticar desde una gestación de una perrita hasta valorar el funcionamiento del corazón en tiempo real. La ecografía es una herramienta muy útil tanto a la hora de diagnosticar enfermedades como para hacer seguimiento de problemas crónicos.


ENDOSCOPIA

Consiste en la introducción de una cámara de vídeo en las cavidades del cuerpo para poder valorar su interior. La nariz, el sistema digestivo y el estómago, la tráquea y los bronquios, la tripa grueso pueden valorarse mediante esta tecnología no invasiva que nos permite al mismo tiempo ver y valorar el estado del animal y tomar muestras para analizar y hacer biopsias. Todo ello sin necesidad de hacer ningún corte.


EQUIPAMIENTO QUIRÚRGICO

Nuestro quirófano cuenta con la tecnología más moderna del control del paciente anestesiado. Durante todo el tiempo que dure la operación, controlaremos el ritmo del corazón, su actividad (Electrocardiograma), la cantidad de oxígeno en sangre, la presión arterial, el ritmo respiratorio, la frecuencia cardíaca, etc.


Y para poder realizar las técnicas quirúrgicas necesarias disponemos también de sistemas de respiración asistida, bisturí eléctrico, aspiradores, bombas de infusión, etc. Todo lo que haga que la operación vaya lo mejor posible y con el menor tiempo necesario, de manera que la mascota se recupere rápidamente y sin dolor.